¡No me gusta mi pecho!

En general, las mujeres somos demasiado críticas con nosotras mismas y nuestro cuerpo. Teóricamente deberías aceptarnos tal y como somos, pero pequeñas obsesiones nos lo impiden.

Este artículo se ha escrito para ocuparnos de una de esas obsesiones: NUESTRO PECHO.

Algunas se quejarán por tenerlo demasiado pequeño, otras por tenerlo demasiado grande, y finalmente habrá aquellas que se lo noten demasiado flácido. Aquí te hemos recopilado una serie de productos fitoterapeúticos, utilizados en la medicina china con grandes resultados, y una serie de ejercicios de los preparadores físicos de las famosas.

Recuerda que has de ser constante para ver resultados, pero más aún para mantenerlos:

AUMENTAR UN PECHO PEQUEÑO:

Ejercicio: Coge una pelota de tamaño medio (más pequeña que las de fútbol). Extiende tus brazos al frente con la pelota, formando un ángulo recto con tu cuerpo. Aprieta fuertemente con ambas palmas como si fueras a explotarla. Repite al menos 30 veces.

Fitoterapeútico: Masajea tu pecho diariamente después de la ducha con extracto de ginko biloba con movimientos circularas suaves, sin tocar el pezón.

REDUCIR UN PECHO GRANDE

Ejercicio: Coge 2 mancuernas de 2kg cada una. Con una mancuerna en cada mano, los brazos estirados a la altura de las caderas. Eleva hacia atrás cada brazo, alternándolos. No dobles los codos. Haz al menos 15 repeticiones con cada brazo.

Fitoterapeútico: Machacar col china y aplicar el resultado como un emplasto en los senos durante 30 minutos.

FORTALECER UN PECHO FLÁCIDO

Ejercicio: Un par de series de 5-6 repeticiones de flexiones. Si te cuesta realizarlo, realiza una semiflexión, donde apoyas las rodillas, en vez de los dedos de los pies, y haz más repeticiones.

Fitoterapeútico: Masajea diariamente con aceite de aguacate o una mascarilla de este fruto hecha por ti. Además, al acabar de ducharte pásate un chorro de agua fría con movimientos circulares sobre cada seno.

Etiquetado con: ,