Batidos proteicos

Cuando una persona se inicia en el mundo del deporte y empieza a acudir regularmente al gimnasio se suele plantear una serie de resultados a corto plazo.

Los más deseados son la pérdida de masa grasa en determinadas zonas, por la sustitución de una musculatura tonificada.

Este proceso puede acelerarse con la toma de batidos proteicos, siempre y cuando estos cumplan las normas de seguridad y salud. Ya que de no ser así, el aporte excesivo de proteínas puede favorecer la aparición de ciertas enfermedades como la osteoporosis, la gota, la litiasis o la uricemia. Por lo que hay que leer detenidamente el modo de preparación y no añadir más cucharadas de lo debido. Para que te hagas una idea de a cantidad diaria recomendad de proteínas, aquí tienes una lista muy completa. Recuerda que por norma en mujeres el aporte proteico será siempre ligeramente menor (-0,2g/kg/día):

  • El aporte de proteínas para un adulto sedentario sano o con actividad media (1 hora de deporte, 2 veces por semana) es de 1g/kg/día.
  • El aporte de proteínas para un adulto con actividad alta (1 hora de deporte, 3-4 veces por semana) es de 1,4g/kg/día.
  • El aporte de proteínas para un adulto con actividad muy alta y fuertemente anaeróbica (1 hora de deporte todos los días, mayoritariamente enfocada al fitness o a la musculación) es de 1,7g/kg/día.

Así por ejemplo, un hombre que pese 80kg y juegue futbol 3 veces por semana deberá consumir 112g proteína/día (80×1,4). Esta podrá encontrarla en una dieta natural compuesta por claras de huevo con no más de 2 yemas, atún al natural sin sal, pollo cocido o a la plancha, ternera cocida o a la plancha, pechuga de pavo en fiambre o en filetes, soja texturizada o queso fresco desgrasado. O/y añadir un extra con los batidos.

Estos aportes perseguirán 3 puntos en el deportista:

  • Aumentar la masa muscular y la fuerza. (Tomar un batido proteico en desayuno y tras la actividad deportiva)
  • Recuperarse tras una sesión de entrenamiento. (Tomar un batido proteico inmediatamente después de una sesión de entrenamiento).
  • Evitar la pérdida de tejido muscular y de fuerza que puede asociarse a un programa de entrenamiento intenso. (Tomar un batido proteico en el desayuno el día en que se realice la actividad)
    .
Etiquetado con: