Alimentación del niño de 2 años

Su personalidad está más definida y continua su desarrollo: hay que tener presente el respeto a su temperamento y a sus preferencias, no haciendo comparaciones en su ritmo de crecimiento ni sí come más o menos que otros niños de su edad. Si el niño está sano, su propio apetito es la mejor guía de sus necesidades nutritivas: no hay que obligarlo a comer. Es mucho más importante la calidad de lo que come que la cantidad. Hay que saber variar.

Nosotros recomendamos:

En el desayuno, a elegir entre:

  • 1/2 vaso de leche entera con 1 cucharita de cacao (opcional), 3 o 4 galletas Maria, 1/2 vaso de zumo de naranja.
  • 1/2 bol de leche entera con 3-4 cucharadas de cereales infantiles, 1 plátano.
  • 1/2 vaso de leche entera, 1 tostada con aceite de oliva y tomate.

En la comida :

  • 2 veces por semana: Pescado + verdura + arroz o patata. Fruta. Pan.
  • 2 veces por semana: Carne + verdura + arroz o patata o pasta. Fruta. Pan
  • 1 vez por semana: Huevo + verdura + arroz o patata o pasta. Fruta. Pan
  • 2 veces por semana: Legumbre + verdura + arroz o patata. Fruta. Pan

 

En la merienda:

  • 1/2 vaso de leche entera o1 yogur o 1 petitsuisse
  • Fruta pelada y cortada en trocitos

 

En la cena:

  • 2 veces por semana: Pescado + verdura. 1/2 vaso de leche. Pan.
  • 1 vez por semana: Pollo, pavo, conejo + verdura. 1/2 vaso de leche. Pan
  • 2 veces por semana: Huevo + verdura. 1/2 vaso de leche. Pan
  • 2 veces por semana: Sopa de verduras con fideos.1/2 vaso de leche. Pan

¿Qué debemos evitar?

  • Fritos en exceso. Las mantecas y tocinos no son necesarios y se deben evitar.
  • Pasteles y dulces, así como el azúcar como condimento. No hay que crear hábito por los alimentos demasiado dulces.
  • Sal y condimentos picantes, salsas muy elaboradas.
  • Embutidos
  • Cacao y derivados. No darlos en exceso ni por debajo de los 18 a los 24 meses, ya que son excitantes.
  • Café, té, bebidas a base de cola
  • Refrescos y bebidas gaseosas. Un exceso de líquidos puede disminuir el apetito.
  • Bebidas alcohólicas
  • Frutos secos: riesgo de atragantamiento.